El día 1 de febrero de 2019 Azucena Vence realizó el programa Oviedo en la Onda desde el salón de actos del colegio santa María del Naranco. Un programa que comenzó con la entrevista al Director General  Jaime Nicolás en la entrevista se resaltaron las diferentes áreas que ofrece Colegio a los estudiantes. A continuación  Azucena entrevistó a la Directora de educación Infantil  Leticia Avello y dos pequeños Victor y Marcos . Después de escuchar el boletín informativo de las 13 horas,  Azucena Vence  entrevistó a Adolfo Valiente  del programa AVIS. Un programa de integración en el colegio. Azucena también entrevistó a Nacho un beneficiario de este programa, para ello Azucena tuvo la ayuda de un alumno,  que está en el taller de radio del colegio Javier Miravalles. A continuación se habló de nuevas tecnologías  con Arancha Cifuentes y Carlos Menéndez para ello Azucena También tuvo la ayuda de otra alumna en este caso Silvia Torres. El programa Oviedo en la Onda  desde el Colegio Santa María del Naranco terminó con una entrevista a Nacho Matías director del taller de radio y una integrante Candela. En los últimos minutos Azucena entrevistó  a Juan Luis Pellitero  responsable de un programa  de refuerzo educativo con perros, para una interacción entre animales y niños.

La radio provoca, más que ningún otro medio de comunicación, emociones. Cuando nos concentramos en la voz de alguien, eliminando los otros estímulos (sobre todo los visuales),  “sentimos” a esa persona. Los medios que incluyen inputs visuales impactan más, son más eficaces a la hora de influir en el oyente y retienen su atención durante más tiempo. Pero llegan con menos fuerza a nuestro sistema límbico a las emociones.

Un presentador que sale en televisión es una más de la ingente cantidad de imágenes que nos llegan cotidianamente. Un locutor que nos habla en la radio es, quizás, de los pocos estímulos únicamente de voz humana que percibimos ese día. Por eso lo podemos interiorizar de una forma más visceral, más emotiva.

La fuerza de la voz. Lo primero que percibimos en el seno de nuestra madre es su voz.  ¿Qué hacemos cuando queremos alcanzar las emociones de una persona que tenemos cerca? Le hablamos al oído, en una postura en la que apenas nos vea…

Hay otro elemento sorprendente: la radio es un medio de comunicación masivo; sin embargo, su percepción es absolutamente individual y personalizada. Es subjetiva porque es emocional. Cada uno “siente” de una forma diferente a determinado locutor.

Somos más fieles a aquello que interiorizamos de forma sentimental. Ocurre también con los equipos de fútbol: es muy difícil que una persona cambie de equipo, aunque a lo largo de las décadas varíen sus jugadores o su estilo de juego. En la radio hay una persistencia de oyentes casi amorosa: lo que nos une a determinados locutores o programas quizás no llegue a ser una relación romántica, pero sí lo percibimos como una relación de amistad.

A los presentadores de TV se les admira; a los periodistas de la prensa se les respeta; a los ‘influencers’ se les sigue, pero a los profesionales de la Radio se les quiere.

Luis Muiño

 

Anuncios